A continuación puedes leer el Prólogo de la obra:

La costumbre de unas navidades donde encontrarnos con nuestros seres queridos se ha roto. Un diminuto microbio, aparentemente nimio y anodino, ha causado un enorme revuelo a nivel mundial y ha derrumbado en un abrir y cerrar de ojos todo lo que creíamos que era esencial.

Nos empeñamos en volver a nuestra cotidianidad, sin ser conscientes de la llamada que a través de esta situación nos ha hecho Dios para volver a lo verdaderamente esencial. En una sociedad que vive desenfrenada, incapaz de reflexionar y que camina en la cresta de una montaña de oro, Dios nos llama a descubrir el potencial que realmente tenemos.

Para ello no podemos volver atrás, a una vida superficial y vacía. Debemos seguir luchando por una sociedad más comprometida consigo misma que se empeñe en encontrar más sentido.

En un sinsentido se hallaba también la Navidad, una fiesta coloreada por el rojo de papa Noel, el verde del Corte Inglés y el dorado de los adornos navideños. La Nativitas que había convertido la fiesta romana del Natalis Solis Invicti en una celebración para conmemorar el Nacimiento de Jesús, se está volviendo a convertir en un festival de luces sin nadie que nazca.

Con diferentes publicaciones que he realizado durante el período natalicio del fatídico año 2020, he intentado componer este pequeño librito, que pretende ser un pequeño testimonio que nos ayude a dar de nuevo un sentido a la Navidad, el nacimiento de la VIDA con mayúsculas, Jesús de Nazaret.

Para los creyentes nace Aquel que nos salva y da sentido a nuestra vida, la fuerza que nos impulsa a seguir luchando por una sociedad y un futuro mejor. Para los menos creyentes nace un revolucionario, uno que ha sabido ser ejemplo de que el Amor es el motor para cambiar la historia.

La infancia de Jesús de Nazaret ocupa un lugar reducido en los evangelios, pero goza de un gran significado para sus lectores. La aparente nimiedad de un pobre nacido envuelto en pañales, se ha transformado en el único sentido auténtico de la vida.

Leamos estas páginas para comprender un poco más la vida de un niño que fue capaz de cambiar la historia de la humanidad. Aparentemente era un niño más, sin embargo, profundamente era el Hijo De Dios, Dios mismo que se ha revelado para dar una Palabra de esperanza al mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *